Menu

LA ÚLTIMA BALA

Quinto disco de IRATXO vuelve a la carga con más rock que nunca. "La última bala" es el disco más madurado de IRATXO, vuelven a cocinar el rock, el ska, el reggae, con letras poéticas, con ilusión y fuerza, con diversión y la pureza entre tanta fusión.

La última bala" es un CD+DVD que ve la luz en enero de 2015. Se trata de un disco producido por cientos de mecenas a través de un crowfunding. En palabras de IRATXO, "la confianza del público da vida a cada pista de este CD+DVD".

  1. Contracorriente
  2. En la barra del bar
  3. Latidos contados
  4. Cuando se que me voy
  5. Despierta
  6. El fin
  7. Cerrando los ojos
  8. Podar el rosal (Sebastián Teysera El Enano)
  9. Si tú supieras (Patricia san Martín golderos)
  10. Ahora sí (Juanito Makande & El Niño de la Hipoteca)
  11. Malos tragos
  12. Ensayo y error
  13. Alguna hada
  14. De Singapur a Denver
  15. Mi nada y yo (Juanito Makande & Fernando el Liebre de Cartagena)

TODAS LAS FECHAS Y ENTRADAS DE LA GIRA DEL 10º ANIVERSARIO A LA VENTA EN NOTIKUMI O HAZ CLICK AQUÍ

LETRAS

Haz click en el título de la canción para escucharla en Spotify mientras la lees o la cantas...

CONTRACORRIENTE

Caigo de canto, paso de largo y el aire del pecho, se va agotando, susurrando pero gritando
Me hago el mudo y a la de tres vuelvo a empezar
Sigo tragando de suaves tragos, el elixir y haciendo de los bostezos mi calendario
Desgarrado, descastado, con las ventanas de mi lado, enganchado a un vientre que no va a parir

Me inyecto, y noto como se deshacen los sueños en mi boca, a la vez seca, a la vez llena
de los surcos que van haciendo, las lunas por mis venas

Y vuelvo otra vez, el mismo cuadro ahora sonríe de otra manera
Y buceo en las charcas que deja la tormenta, en una calma que es mentira y que se inventa
Y me dejo mecer contracorriente, y me dejo mecer

Rindo pleitesía, bendita manía la de perseguir, andrajosos harapos
Que voy quemando vistiendo todo de trapo
Sigo tramando pero sin pensarlo todo me sale bien, pero aun así, tacho mi calendario
Enquistado amordazado, pidiendo un rescate por el que a cambio, devuelva al aire mis secretos

Me inyecto, y noto como se deshacen los sueños en mi boca, a la vez seca, a la vez llena
de los surcos que van haciendo, las lunas por mis venas

Y vuelvo otra vez, el mismo cuadro ahora sonríe de otra manera
Y buceo en las charcas que deja la tormenta, en una calma que es mentira y que se inventa
Y me dejo mecer contracorriente, y me dejo mecer

EN LA BARRA DEL BAR

Huyen las palomas y la escoria, no se para a coser los rastrojos.
Que ahora vagan por las calles de mi ciudad, pisando cristales rotos.

A buena hora se encienden las farolas, ya no hay balcones para iluminar.
Bailando sin sentido junto a las esquelas, pues están matando la libertad.

Guárdame tú la llave, que abre el cofre que nada contiene.
Tan solo una vida, que grita de día que llora de noche, cuando no se pone.
Que no hay barra de bar que lo solucione.

Huyen capitanes y los ratos, se comindo todo sin preguntar.
Ahora van borrachos dando cambayas, vomitando en una alfombra limpia.

A buena hora se rompió el caparazón, que la placenta no valía para alimentar.
Y en los recovecos duermen los sin nombre, porque a nadie más les dejaron entrar.

Guárdame tú la llave, que abre el cofre que nada contiene.
Tan solo una vida, que grita de día que llora de noche, cuando no se pone.
Que no hay barra de bar que lo solucione.

LATIDOS CONTADOS

Perdí los latidos contados y sigo queriendo tomar veneno.
Eterno mientras dure la partida, de ese trozo de sol y trozo de luna.

Aleteo mientras dejo caer al suelo, depongo las alas ya no las quiero.
Se me oxidan los clavos del madero, se me van haciendo de terciopelo.

Perdí los retales de la ilusión, que andaban cosidos a sus manos.
Zurciendo de vuelta las vértebras quebradas y los abrazos al esternón.

Como me gusta enroscarme al pescuezo tus manos ardiendo y gritando te quiero.
Como me gusta perder la partida si tiras como dados los ojos con que me miras.
Los ojos con que me miras.
Como hago el payaso y disfruto de la vida, como hago que me caigo que te caigo encima.
Como hago un castillo con miles de ventanas, pa cuando apriete la mañana echarnos a volar.
Echarnos a volar.

El otoño se ha puesto de largo, como una rémora anclada a la sien.
Me hago una cama de esparto pa cuando no estés pueda prender.

Encontré en su guerra mi paz y desperté soñando con un balazo.
Que atravesó de parte a parte, el corazón que ya no late, que se me hizo de carne.

Destrone princesas mate bufones, y volví al olivo que me pario, bautice el ateísmo de los dioses.
Que no sabían de amor ni de qué se yo.

CUANDO SÉ QUE ME VOY

Por saber cómo huele la mañana.
Arranque matojos a destajo por la madruga.
El suave tacto de la brisa y el roció.
Me abrió las carnes y engendró.
Un nuevo camino para recorrer.

Empezare a comenzar, a buscar un lugar.
Donde los pies que me aguantan puedan descansar.

Cuando sé que me voy.
Cuando sé que no estoy, dejo un reguero de pólvora, por si quiero volver.
Cuando sé que no estoy.
Cuando sé que me voy, importa más el camino, que a donde llegare.

Pa saber cómo huelen los días.
Abro el pecho, echo el ancla y con todo a girar.
Con las cortinas echadas ruidos de tambores.
Miles de animales correteando por alrededor.
Otra manera, para comprender.

Empezare a comenzar, a buscar un lugar.
Donde los pies que me aguantan puedan descansar.

Cuando sé que me voy.
Cuando sé que no estoy, dejo un reguero de pólvora, por si quiero volver.
Cuando sé que no estoy.
Cuando sé que me voy, importa más el camino, que a donde llegare.

DESPIERTA

Desalojando la intemperie, engalanada la escombrera, entre la fogata y el derrumbe.
Retumba lo prohibido, faltan versos sobran ruidos, faltan puños que golpeen en el destino.

Si desmantelas la pasión tan solo queda el olvido, comiendo tierra y lleno de vacío.
Anunciando que volverá con el pelo suelto al viento, entre la escarcha del roció.

Y si preguntan se hace el silencio, que las bocas callan cuando tienen miedo a la libertad.
I si pregunten es fa el silenci, que les boques callen, quan tenan por a la llibertat.
E se preguntan, faise o silencio, que as bocas calan cando teñem medo a leberdade.
Galdetzean, isiltasuna, ahoak askatasunari beldur direnean.

Destiñendo la bandera, con el amo bajo la soga, esperando a ver si se posa.
Descojonando el fracaso, que ya nadie le hace caso, y dio su brazo a torcer.

En cueros y con la piel llena de lametazos, que la vida hija de puta se hizo cargo.
Agarrando palmo a palmo, para dejarle volver, concebida pa ser una utopía.

Y si preguntan se hace el silencio, que las bocas callan cuando tienen miedo a la libertad.
I si pregunten es fa el silenci, que les boques callen, quan tenan por a la llibertat.
E se preguntan, faise o silencio, que as bocas calan cando teñem medo a leberdade.
Galdetzean, isiltasuna, ahoak askatasunari beldur direnean.

EL FIN

Era el primero de la clase, en salirse pa el recreo, en fumarse to las chustas, en coleccionar los ceros.
Era la negación de obviedad, y así no había manera, como un grano en el culo a punto de estallar.

Era la esperanza del futuro, la primera generación nacida en democracia, carne de cañón.
Era el conejillo de indias de los hombres malos, que a las puertas del colegio te daban caramelos.

Y ahora está frente al espejo, dispuesto a echar el resto y acabar con su cuento.

Nunca fue verdad la mentira, pero como todo en la vida, siempre hubo algo de ti, que ves venir el fin.

Era el problema de todos, maldita juventud que siempre está perdida, no sabe competir.
El nunca será el reflejo de otros, quieran lo que quieran, pues también pensaba y quiso decidir.

Es la luz de la esperanza un chaval de una plaza, que no vende sus ideas no se quiere rendir.
Y es la lucha antifascista, anticapitalista, lo tacharan de terrorista, porque quiso elegir.

Y ahora está frente al espejo, dispuesto a echar el resto y acabar con su cuento.
Nunca fue verdad la mentira, pero como todo en la vida, siempre hubo algo de ti, que ves venir el fin.
Mira la gasolina, como todo prende enseguida, que no dejaron otra opción ni otra salida.
Que no se cierran las heridas, cauterizadas a llama viva, acabara siendo un suicida pa quien se lleve por delante.

CERRANDO LOS OJOS

Criado entre arrabales, donde morían las vías, aullando al sol siempre de espaldas.
Quebranto de fantasmas que inundaban las acequias, y uno a uno, fueron cayendo los barrotes de la jaula.
Sembrando platos rotos y soplios de temor, podando lo sobrante del esqueleto.
Escapando por debajo de la puerta hay tripas mudas, el sentido de vivir, tan solo cerrando los ojos.


Saca las tijeras cortando por lo sano.
Vamos de la mano, haciendo pecados.
Que ardan las correas volemos sin temor.
Aunque no hay humanos que nos entiendan.
Aire, aire, aire


Acurrucado entre el ombligo donde vivían bocetos, los poros rellenos del polvo de la travesía.
No estaba herido nunca tuvo pulso el olivo, nació muerto y aun así acabao dando la sombra


Erosionando con saliva, y soplios de rencor, acabando la azotea por los cimientos.
Haciendo de los tejados un hogar de ensueño, que el sentido de vivir, era solo el abrir los ojos.

Saca las tijeras cortando por lo sano.
Vamos de la mano, haciendo pecados.
Que ardan las correas volemos sin temor.
Aunque no hay humanos que nos entiendan.
Aire, aire, aire

PODAR EL ROSAL

No viví la guerra, ni el hambre, y aprendí de memoria, me regalaron los oídos con historias
No recuerdo mi sangre mucho antes que nacer, manchar los trigales, manchar las paredes de rencor
Herede un entender, como pasaron los años, aunque niegue comprender, como mierda hicieron tanto daño.

Y ahora quiero bombas que entierren el tiempo, de ver tranquila la vejez de mis viejos
Ver desvanecerse el miedo sin por cojones, no guardar silencio.

De ver mí pueblo engañado y enterrado, de ver mi gente, en las manos de 4 necios
De ver las caras partidas
De ver la impotencia del no poder, coger un hacha y de una puta vez
Cortar la mentira.

Naci en una farsa, pero tan llena la tripa, esa manera era bastante, en boca cerrada no había moscas
No conocía el miedo a la vejez, ni ese miedo en el obrero, las ganas de develar los secretos que no encuentro
Me pusieron delante un camino de rosas, que no solo pinchaban, que inyectaban su veneno pa que despertara.

Y ahora quiero bombas que entierren el tiempo, de ver tranquila la vejez de mis viejos
Ver desvanecerse el miedo sin por cojones, no guardar silencio.

De ver mí pueblo engañado y enterrado, de ver mi gente, en las manos de 4 necios
De ver las caras partidas
De ver la impotencia del no poder, coger un hacha y de una puta vez
Cortar la mentira.

Prometo aprender, a podar el rosal, a escupir su veneno, a dar la vuelta a la cruz, abrir la puerta cerrada
Prometo aprender, a podar el rosal, a escupir su veneno, a dar la vuelta a la cruz a no echarla nunca de menos
Prometo aprender, a quitarme el bozal, a morder con esmero, a dejarme la piel a gritarles como al viento.

SI TÚ SUPIERAS

Si tú supieras, que el aire de la urna que encierra los cuerpos dura solo para una vida
Si tú supieras, que domastes la oveja negra que vivía en barrizales entre tijeras de esquilar.

Si tú supieras, que has dado la vuelta al pellejo, que has tallado las piedras y decorao mi primavera
Si tú supieras, que al tirar del anzuelo sacaste de dentro esta tinta reseca.

Si tú supieras, que enseñastes andar al mendigo, que solo trafica con la libertad
Si tú supieras, que nacieron trasquilones en la piel, para llamar tu atención.

Si tú supieras, que has dado la vuelta al pellejo, que has tallado las piedras y decorao mi primavera
Si tú supieras, que al tirar del anzuelo sacaste de dentro esta tinta reseca.

Y escapar de los círculos fugaces que se dibujaron en tu espalda
Musa y puta una mezcla de las dos, las manos que te echan de menos
Solloza el candil que iluminaba el amor, que acunaba dos cuerpos follando
Y ya solo queda la sangre muerta de este imbécil corazón.

Si tú supieras que el titiritero que va dentro se enredó en la cuerda de la marioneta
Si tú supieras, que al embestir con el aliento, empaño el espejo, y se quedó sin ver nada.

Si tú supieras, se han sollado las paredes los dedos, que antes acariciaban con pasión
Si tú supieras, que el recuerdo se ha hecho fuerte en las trincheras, y no pide perdón.

AHORA SÍ

Saben los mares que no hay tempestades que 100 años duren ni males que lo aplaquen
Sabe la noche lo puta que ha sido, los huecos que deja y llena con olvido
Saben las aceras como bailan los pies, infectos de celos que viven del miedo
Sabe la luna lo bien que acompaña, le cuento la vida se tapa la cara y se ríe
Como si no hubiera mañana.

Y ahora sí, échame a la luz, que elijo prenderme que quiero perderme en mi mundo de sueños
Y ahora sí, dame de comer, dame de luchar, que quiero probar, dame de vivir, que me gusta ser feliz.

Saben las ventanas que voy a saltar, se cierran de golpe y el colchón me atrapa
Saben los yunques que aprietan los vientos que pasan de largo por mi cortina y se ríen
como si no hubiera mañana

Sabe la misma vida cuando ya no es divertido, siempre soltando tuercas que agarran el nido
Sabe la carne los ojos que miran devuélvela vista y ya no queda nada y se ríe
Como si no hubiera mañana.

Y ahora sí, échame a la luz, que elijo prenderme que quiero perderme en mi mundo de sueños
Y ahora sí, dame de comer, dame de luchar, que quiero probar, dame de vivir, que me gusta ser feliz.

MALOS TRAGOS

Ahora que ya sabemos caminar, y de la mano vamos corriendo.
A veces es más fácil no mirar atrás, el camino vamos haciendo.
Que el telón se ha roto una y otra vez, siempre a la espalda, y eso no importa.
La locura se adueña de un corazón, que baila sólo en un tejao.

Ahora que sabemos olvidar, los minuteros de los relojes.
A veces es más difícil el no ser normal, ser diferente, un bitxo raro.
La alegría de vivir en las cornisas una y otra vez, que no hay prisa.
La cordura guardita en el cajón, tirar las llaves pa quien la encuentre.

Ahora que ya sabemos galopar, llevamos riendas pa desbocarlas.
A veces es más dificíl ponerse a trotar y que te agarren, si tienen huevos.
Saboreando la calle y otra vez, sentir la vida que no hace daño.
Y en el espejo vemos un corazón que baila sólo en un tejao.

ENSAYO Y ERROR

Pierdo la voz, solo queda un suspiro que danza de aquí para allá, buscando equilibrio,
Pierdo el sentido, todo está al revés, 50 colores que renuevan el aliento, y paso a estar vestido de animal.

Volveré a ser como fue, un niño perdido en busca de un abrazo, y en los brazos de las calles se perdió,
Volveré a querer, cuando no tenga más que perder, volveré a equivocarme otra vez, quien quiere ser perfecto.

Pierdo el rincón, me dejo vaciar que me columpie desnudo desde alguna nube, sin gravedad,
Pierdo el compás me lo desvirgaron en cada farola en donde apoye, tantos sueños, tantos versos, tanto ensayo y error.

Volveré a ser como fue, un loco perdido en busca de una soga donde colgar la cordura
Volveré a girar y que la noria no pare, y yo en el alambre que sujeta el telón, que empiece la función, quien quiere ser perfecto.

ALGUNAS HADAS

Disculpa las molestias, estamos corrigiendo errores o erratas.
En breve tendras la letra de esta canción.

DE SINGAPUR A DENVER

INSTRUMENTAL.

MI NADA Y YO

Disculpa las molestias, estamos corrigiendo errores o erratas.
En breve tendras la letra de esta canción.